Recomendaciones de cara a la defensa

En el acto de defensa, que será público y presencial ante el tribunal, dispones de un tiempo aproximado de 10 minutos para presentar objetivos, metodología, contenido y conclusiones de tu TFG. A continuación intervendrán brevemente las personas del tribunal para valorar el trabajo y hacer los comentarios que consideren oportunos, además de algunas preguntas que tú deberás contestar sin extenderte demasiado, ya que el tiempo total dedicado a la presentación y valoración del TFG no podrá prolongarse más de 25 minutos.

Es recomendable presentar una actitud amable y bienhumorada, sin enfados ni rechazo a las posibles críticas del tribunal, además de segura y confiada en la bondad del trabajo. Puesto que tendrás la palabra en último lugar en el acto de defensa, puedes terminar agradeciendo las observaciones hechas por el tribunal.

1. Eficacia comunicativa

  • Contacto con el auditorio: el objetivo es atraer la atención y mantenerla a lo largo de la exposición. Una buena estrategia inicial es plantear el tema en forma de preguntas: ¿por qué abordar este tema...?, ¿cuáles fueron mis preguntas de partida...? Conviene también hacer énfasis en los aspectos principales de la argumentación y resumir parcialmente y al terminar, ofreciendo una conclusión sencilla y clara.
  • Manejo de la voz y de la gestualidad: es importante hablar en voz alta y clara, haciendo las pausas que exija el desarrollo de la presentación. Practica las pausas y los cambios de ritmo, tono y volumen. Busca el contacto con el auditorio a través de la mirada y del movimiento de manos y cuerpo; es recomendable estar de pie y en un lugar visible, no cruzar los brazos ni las piernas. Procura evitar las muecas y los tics nerviosos. Ensaya frente a un espejo.
  • Recursos materiales de apoyo: la pizarra, el ordenador o cualquier otro medio de apoyo externo son recursos que están a tu disposición para conseguir atraer y mantener la atención. Si preparas una presentación con diapositivas procura que no sea de más de 5-6 y aprovéchalas para ilustrar tu exposición con imágenes (mapas, tablas, gráficas, figuras de otro tipo). Suele ser buena idea preparar una diapositiva de apertura con el título, tu nombre, la indicación de que es un Trabajo de Fin del Grado de Lengua y Literatura española y la fecha.
  • El tiempo: ajustarse al tiempo del que se dispone garantiza una eficacia mayor en la comunicación. Distribuye adecuadamente las partes de la exposición y comprueba las previsiones cronometrando los ensayos.

2. Organización en el desarrollo de la exposición

  • Presentación e introducción: es necesario presentar, justificar y delimitar el tema de la exposición. Ofrecer un guión del desarrollo de la defensa puede ser de ayuda, siempre que se siga con fidelidad.
  • Desarrollo del cuerpo de la exposición: conviene transmitir las ideas de forma clara y organizada, mostrando el progreso en la argumentación y haciendo referencia a la bibliografía consultada, al menos a los títulos más relevantes. Es importante dedicarle tiempo a la preparación de la defensa para seleccionar los razonamientos y los ejemplos de ilustración más apropiados.
  • Síntesis final y conclusiones: es imprescindible preparar un cierre que, además de mostrar resumen y conclusiones sobre el tema desarrollado, incorpore la despedida con un agradecimiento e invitación a la discusión.

3. Recursos lingüísticos

3.1. Coherencia y cohesión: los conectores más habituales en el discurso expositivo oral son los que distribuyen la información en el conjunto del texto y los que ponen de manifiesto las relaciones lógicas. Algunos ejemplos:

  • Para marcar un orden: en primer lugar, ... en segundo lugar..., por una parte... por otra (parte), por un lado... por otro (lado), asimismo, por último, finalmente, para terminar.
  • Para indicar una adición: además, aparte, incluso, es más.
  • Para enlazar los diferentes apartados: a continuación, seguidamente, ahora...
  • Para explicar una idea: es decir, o sea, esto es...
  • Para reformular: mejor dicho, más bien...
  • Para expresar contraste: en cambio, por el contrario, sin embargo, ahora bien...
  • Para indicar una consecuencia: pues, así, así pues, por tanto, por consiguiente...
  • Para indicar una causa: ya que, puesto que, porque...
  • Para resumir y concluir: en resumen, en fin, en conclusión...

3.2. Corrección lingüística: la fluidez en el discurso se logra con oraciones completas bien cohesionadas, a través de una estructura sencilla y concordancias adecuadas. Un léxico rico y, sobre todo, ajustado en cuanto a la presencia de tecnicismos, proporciona calidad a la exposición. Es recomendable evitar muletillas, repeticiones innecesarias y el abuso de términos generales (idea, hecho, cosa...).

3.3. Adecuación: es recomendable ajustarse a un registro formal, evitando los vulgarismos y recurriendo a expresiones coloquiales solo de manera ocasional, en caso de que la situación o el tema lo permitan.

EVALUACIÓN

Según recoge el Regulamento do TFG da Facultade de Filoloxía (en el Capítulo 7), la presentación oral del trabajo se calificará con un máximo de 2 puntos sobre 10; en ella se valorarán los siguientes elementos: concisión, claridad expositiva, capacidad de debate, defensa argumental, propiedad y corrección en el uso de la lengua. Los aspectos valorados y la ponderación se presentan en la siguiente tabla:

Cada persona del tribunal puntuará estos items y la calificación del TFG será el resultado de la media de las tres notas.

 

Buscar en el sitio

Contacto

Inmaculada Mas Álvarez Despacho 130 Fac. de Filoloxía
U. Santiago de Compostela
Tel.: 881 811 768
Atención en el despacho con cita previa
Miércoles 13:00-14:00h.