Bibliografía de consulta

Uno de los objetivos del TFG como colofón para obtener la titulación es el de demostrar competencia en tareas de búsqueda y revisión bibliográfica, lectura e integración de la información. El punto de partida para la búsqueda puede ser un manual de referencia actualizado sobre el tema en cuestión o las bases de datos temáticas (dirígete a la sección de tu línea temática en el menú de la elección del tema), desde los que se pueden conocer nuevas referencias bibliográficas; normalmente unos estudios nos llevan a otros y no es difícil reunir la bibliografía relevante a lo largo de los primeros meses de trabajo. El acceso a fuentes bibliográficas puede hacerse desde el primer momento a través de las opciones que ofrece la Biblioteca de la USC (Minerva, Iacobus, Dialnet o Google académico). Como sabrás, el alumnado que se matricula cada curso en el TFG tiene acceso directo al depósito y a la hemeroteca de la Biblioteca de Filoloxía.

Es recomendable:

  • Tener las referencias organizadas desde el principio. Puede hacerse una base de datos con las referencias del TFG que recojan la fecha de consulta, el lugar de acceso y el interés del libro o artículo. También puede llevarse un registro (electrónico o manual) de las referencias consultadas en forma de diario. En fin, organizarse desde el principio puede servir para ahorrar tiempo y trabajo.
  • Seguir un sistema de cita uniforme desde el principio. A veces es cómodo recopilar las citas que nos parecen de interés para el trabajo, si pensamos que pueden ayudar a una argumentación o al planteamiento de la cuestión, antes de iniciar la redacción del TFG. Cuando digo citas me refiero a fragmentos de texto que copiamos literalmente de una fuente. Todas deben recogerse con la referencia de esa fuente y el sistema con que lo hagamos debe ser uniforme después a lo largo del TFG, por eso te animo a que lo decidas desde un principio y lo apliques sin fluctuaciones. El sistema más habitual consiste en recoger entre paréntesis los apellidos de la(s) persona(s) que lo firma(n), seguidos del año de edición y de la página o páginas en que se encuentra el texto citado. Por ejemplo: Aleza Izquierdo y Enguita Utrilla 2010:25.
  • Aplicar un formato para las referencias homogéneo y decidido desde el principio. En cuanto al formato de las referencias bibliográficas que se incluirán al final del TFG bajo el epígrafe Bibliografía consultada, puede adoptarse uno de los recomendados por la revista Verba (Anuario Galego de Filoloxía) (véanse las normas reproducidas aquí), por ejemplo. Otra posibilidad es seguir las normas APA (American Psychological Association), el estilo usado con más frecuencia en el ámbito de las ciencias sociales, explicado con claridad aquí. Sea cual sea el formato elegido, es importante respetarlo desde el principio con rigurosidad.

Buscar en el sitio

Contacto

Inmaculada Mas Álvarez Despacho 130 Fac. de Filoloxía
U. Santiago de Compostela
Tel.: 881 811 768
Atención en el despacho con cita previa
Miércoles 13:00-14:00h.